Onsen

#InspiraJapón
El hotel en el que nos alojamos en Takayama era uno rural, muy alejado de la ciudad, pero que contaba con servicio de recogida gratuito. Es un sitio muy acogedor y familiar, y lo mejor de todo… ¡contaba con unos baños típicos termales! Como era muy tarde cuando llegamos, lo teníamos para nosotras solas… En Tokio también teníamos un onsen, pero público, y como me daba mucha verguenza, aproveché este para mi sola. ¡Ya sé dónde me alojaré si vuelvo a Takayama!

Por Virginia
Dónde: Takayama