Ooh…Yeees!!!

#InspiraJapón
Y cómo resumir un mes entero en algo inspirador? Y peor aun!! Elegir una foto!!?? Reto aceptado!!! He elegido una parada de autobús en medio de la nada al pie del Monte Fuji. Y es que lo único alrededor que había era un Onsen y fue una de las cosas más improvisadas de todo el viaje. Habíamos ido a ver el Monte Fuji pero ese día por cosas de la vida estaba nublado. Y es que lo bueno de estar dispuesto a sumergirte en la experiencia y el lugar al que vistas es que ningún plan sale mal. Decidimos ir a uno de esos baños termales sin estar psicológicamente preparados… Jaja Ni tampoco toallas ni chancletas… En resumen, fue una experiencia muy relajante y renovadora sobretodo si llevas 10 días pateandote toda ciudad y templo que te encuentras.
Si me pongo a pensar, realmente no planeamos nada, solo nos dejamos llevar, es decir, no planteábamos disfrazarnos de geishas al visitar el barrio de Gion en Kioto, tardamos poco y menos en buscar un sitio donde nos maquillasen y vistiesen, fue inesperado y divertido. Tampoco planeamos ir al parque de atracciones de Osaka «Universal Studios» y fue donde descubrí la mejor cerveza de mantequilla de Harry Potter del mundo!!! Jopeee!! A día de hoy aun sueño con ese granizado!! En Tokio fuimos a ver a los «Elvis» en el Parque Yoyogi y nos encontramos con tremendo festival de grupos de animadores con sus trajes y sus mega banderas, dándolo todo con esa calor de agosto… No se si eran pero yo los recordaré como los osu! Ouendan del videojuego de la Nintendo Ds
En definitiva, fue un viaje donde al regresar a casa me encontré soñando con volver a ir.

Por Beatriz 

Dónde: Monte Fuji