Compartir la cultura japonesa

Durante mi viaje a Japón coincidí, por casualidad, con el festival de las flores de Hakodate. Por sorpresa lo montaron en un descampado a 5 minutos de nuestro hotel, y nos pasamos a echar un vistazo. Me sorprendieron las paraditas donde algunos japoneses mostraban, amables y entusiasmados, algunas de sus tradiciones más antiguas. En concreto, tuve la oportunidad de que me enseñaran a hacer unos palillos a partir de unos rectángulos de madera. A pesar de las dificultades comunicativas, el responsable me ayudó a entender el proceso, me corrigió y consiguió que me llevara a casa unos auténticos palillos hechos por mí. Fue una sensación muy bonita la de ser parte de esa pasión que sienten por su identidad y sus tradiciones.
#InspiraJapón

Por Elsa

Dónde: Hakodate