Una experiencia inolvidable

Tuvimos la suerte de poder estar casi un mes recorriendo el país. Contratamos el Japan Rail Pass y lo exprimimos al máximo combinando grandes ciudades con zonas rurales. Hicimos muchas excursiones, subimos un par de montes (Shosa  y Misen), dormimos con los monjes en Koya san, comimos de todo y todo nos encantó… Descubrimos tantas cosas que es imposible resumirlo. Sin duda volveremos, esta vez con nuestra hija para que viva en primera persona todas las historias que le hemos contado.

Por Luis Miguel Ferrer
Dónde: Tokio, Osaka, Kioto, Miyajima, Sirakawa go, Kobe, Kamakura