Ciervos de Nara

Llegamos a Nara, antigua capital de Japón. Nos habían hablado de.los ciervos, que campaban a sus anchas por los bosques que rodean el santuario Shinto Taisha Kasuga. Sin embargo, cuando llegamos al casco urbano y vimos una manada de ciervos parados ante un paso de peatones pensé que me había metido en una película de Miyazaki. Aunque a final llegan a ser un tanto insistentes pidiendo comida a turistas y locales, verlos salir de los bosques y transitar por espacios urbanos, despojados de la timidez y cautela propia de su especie y ajenos al trasiego de personas y vehículos resulta casi mágico.

Por Paco Gascón

Dónde: Nara