Kumano Kodo inspirador

Hay muchas formas de viajar: con amigos, con pareja, solo, con familia… y en todas encuentras cosas diferentes para disfrutar. En este caso fue un viaje que hice solo y pasé casi una semana por la ruta de Kumano Kodo y fue un enorme acierto. Una zona mágica en un país mágico. Cada día recibía miles de emociones que llenaban el corazón. La gente con la que me encontraba era maravillosa y los paisajes saltan a la vista. Una de las ventajas de ir solo fue el poder pararme en muchas ocasiones a simplemente escuchar el sonido de la naturaleza o respirar. No hablemos de la comida tampoco, hay muchos Ryokan donde disfrutar de un buen baño y cena o comida clásica Nipona. 100×100 aconsejable.

Por Grouchon 

Dónde: Japón