david esteban

David Esteban: «No fui yo quien eligió Japón, sino que Japón me eligió a mí»

Hoy nos sentamos virtualmente a charlar con David Esteban, un español que hace más de 15 años decidió empezar una nueva vida en Japón para llenarse de nuevas experiencias y que a día de hoy ya ni se imagina regresando a España.

Su razón: Japón ya no solo es su vida, sino que también es su pasión.

¿Nos acompañas a recorrer Japón a través de las palabras de David?

Háblanos de tu relación con Japón, ¿qué te llevo a mudarte allí?

Mi relación con Japón es bastante atípica. Yo suelo decir que no fui yo quien eligió Japón, sino que Japón me eligió a mí. Era un país totalmente desconocido para mí. Al contrario que muchas otras personas que les encanta la cultura japonesa y ya la conocen antes de venir (o, incluso, que tienen el sueño de vivir en Japón), yo no tenía mucha idea del país ni tenía muy claro hacia dónde quería enfocar mi futuro.

Era el año 2004, estaba acabando la carrera de Ingeniería Informática en Madrid y lo único que tenía claro es que quería hacer un postgrado en un país que no se hablara español ni inglés para poder aprender otro idioma (inglés ya hablaba gracias a mi Erasmus). Al final, en 2005 acabé en el país del sol naciente con una beca del Ministerio de Educación japonés (Mombukagakusho), porque se dieron un cúmulo de circunstancias muy concretas. Y me alegro mucho de que haya sido así.

¿Cómo fue tu adaptación a un país que era totalmente nuevo para ti?

Pues imagínate… no sabía nada del idioma ni de la cultura ni de la sociedad. Así que me tuve que poner a estudiar de cero no solo la lengua sino también, la religión y la historia, necesitaba entender todo lo que sucedía a mi alrededor (porque no entendía nada) y en aquella época, el país no estaba tan abierto al turismo como ahora.

La historia y la religión japonesas son únicas y eso hace de Japón un país tan especial, en mi opinión es uno de esos países de obligada visita al menos una vez en tu vida. A raíz de ponerme a estudiar la historia, lengua y cultura japonesas fue cuando empezó a fascinarme y decidí estudiarlo seriamente. Creo que disfrutar del país conociendo el contexto histórico y cultural de lo que se visita multiplica la experiencia exponencialmente.

¿Cuáles consideras que son los beneficios más evidentes de vivir en un país como Japón?

A nivel personal me encanta de Japón: la seguridad, el silencio, el respeto por las tradiciones, el orden, el sentido de honor y lealtad, el respeto, la cultura del esfuerzo… muchos valores que considero que en occidente están en declive y que para mí son importantes.

¿Qué crees que es lo que más disfrutan los españoles cuando visitan Japón?

Por supuesto, verse en una sociedad tan diferente y las diferencias culturales (así como estéticas y arquitectónicas) llama mucho la atención al visitante. Pero si tuviera que “mojarme” y elegir un solo elemento, yo diría que la gastronomía.

Para los españoles el factor gastronómico tiene mucho peso y la gente cada vez conoce más la cultura gastronómica nipona (así como el sake que, hasta hace no mucho, no se le ponía en valor en occidente).

¿Qué les recomiendas no perderse?

En realidad, la respuesta a esta pregunta depende mucho del interés de cada persona. Por ejemplo, a mi me encanta la historia japonesa, así que a alguien como yo le diría que no puede perderse ciudades como Kioto y Nara. No obstante, incluso en este punto habría matices, porque también depende de qué periodo de la historia japonesa es tu favorito.

¿Cuál sería tu viaje perfecto para 10 días en Japón?

Para un primer viaje hay dos puntos imprescindibles que son Tokio y Kioto. Podemos dividir los días en estas dos localizaciones y, teniéndolas como “base”, explorar no solo estas dos ciudades (que de por sí tienen mucho que ver) sino también destinos interesantes en los alrededores. Por ejemplo, desde Tokio, se podría visitar Kamakura, Nikko y/o alguna de las zonas cercanas al Monte Fuji. Desde Kioto considero imprescindible visitar Nara y Osaka, pero también hay otros destinos interesantes como Kobe, Himeji, Hiroshima y Miyajima (por mencionar algunos).

Con solo diez días, es algo ajustado, pero si entre Kioto y Tokio podemos encajar al menos una noche en los Alpes Japoneses para vivir una experiencia diferente en el Japón interior, también lo recomendaría.

Ahora que vives en Kioto. ¿Cuántos días recomiendas para visitar una ciudad con tantos atractivos?

Partimos de la base de que Kioto es una ciudad inabarcable y, por lo tanto, en todos los días que se inviertan en esta ciudad nunca van a faltar cosas que ver o que hacer, así que intentad disfrutarla lo máximo posible. Si tuviera que especificar un mínimo serían 2 días, eso sí, aprovechados al máximo: desde la mañana temprano hasta por la noche.

Tu rincón favorito de…
  1. Tokio: Una de las cosas que más me gusta de Tokio es su skyline, así que un buen restaurante en lo alto de un rascacielos con buenas vistas de la ciudad sería uno de mis rincones ideales. Un ejemplo podría ser el New York Grill del Park Hyatt de Shinjuku (el de ‘Lost in Translation’), que además tiene jazz en vivo.
  2. Kioto: Hay un templo budista muy tranquilo al sur de la prefectura (casi pegando con Nara) que se llama Joruri-ji, está cerca del valle del río Kizu (no equivocar con el valle del Kiso), y me encanta, está rodeado de naturaleza y casi siempre estoy solo allí.
  3. Osaka: cualquier puesto de kushikatsu en el barrio de Shinsekai (a ser posible con terraza) donde pueda compartir unas cervezas con amigos.
Si pudieses abrir la ventana y ver cualquier sitio de Japón ¿cuál sería y por qué?

En los meses de invierno (que es cuando mejor se divisa) me gusta escaparme a algún ryokan en alguno de los Cinco Lagos del Fuji para poder ver el monte desde la ventana nada más levantarme. Me encanta verlo reflejado en las tranquilas aguas del lago. Si me das la posibilidad de elegir cualquier vista, creo que sería esa, aunque es un monte tímido y muchos días estará escondido tras las nubes.

david esteban

Tienes una comunidad considerable en Instagram, ¿qué es lo que más te pregunta la gente sobre tu vida en Japón?

Hay un poco de todo, la comunidad está formada tanto por gente que no ha estado en Japón aún y que “viaja” a través del contenido que voy subiendo, como por personas que ya han estado aquí y que reviven sus recuerdos y sus propias experiencias a través de mis historias (además de por supuesto, amigos y compañeros que me conocen personalmente). Por lo tanto, hay preguntas de todo tipo de naturaleza.

Las preguntas más comunes se podrían dividir en tres grandes grupos. El primero serían las preguntas sobre visitas, localizaciones e itinerarios (gente que está preparando su viaje). El segundo estaría formado por gente que se está planteando venir a vivir aquí y me preguntan sobre cómo llegué a vivir aquí, formas de conseguir trabajo o temas sobre inmigración y visados. El tercero es gente que me conoce más o me sigue desde hace más tiempo y me pregunta por detalles históricos, culturales (o simplemente anecdóticos) de los lugares que voy mostrando.

¿Nos cuentas un recuerdo inolvidable en Japón?

En 15 años en un país tan distinto, imagínate la de recuerdos que se pueden forjar. Llegué aquí con 25 años y ahora estoy en mis 40, prácticamente toda mi vida de adulto la he pasado aquí. Parece que todo sigue igual y a la vez que todo ha cambiado. Es difícil concebir la cantidad de recuerdos y elegir uno.

Lo que sí que puedo compartir con vosotros es una sensación. Una sensación en la que sientes que te llenas muy rápido por dentro, que tu espíritu se ensancha, que tu corazón late muy rápido, como cuando descubres algo que te hace muy feliz, aunque no lo conocieras hasta ese momento. Esa sensación de alucine y plenitud la tuve cuando entré por primera vez al templo Todai-ji de Nara y vi el Gran Buda, sinceramente no me lo esperada. También tuve una sensación similar la primera vez que fui a Dotombori y vi esos neones, tanta gente… el cartel de Glico celebrando su victoria al llegar a la meta…

Tened en cuenta que yo no había visto películas, ni documentales, ni hace 15 años había tantos blogs como hay ahora (de hecho, el mío fue de los pioneros). Por lo tanto, era la primera vez que veía esos lugares, no los había visto ni siquiera en fotos y no tenía ninguna idea preconcebida. Fue una sensación muy plena y me da la sensación de que hoy en día, en plena era de la información, cada vez es más difícil descubrir lugares de esta forma.

david esteban

¿Tienes pensado algún próximo viaje por Japón? ¿Cuál va a ser destino?

Acabo de llegar (como quien dice) del viaje por Shikoku que he realizado en colaboración con vosotros, así que no me ha dado mucho tiempo a definir el siguiente viaje.

En plan de escapada de fin de semana, en octubre tengo previsto escaparme una noche a algún onsen de Hyogo, quizá Arima o Kinosaki

Para algo más largo nos tendríamos que ir a noviembre, me gustaría disfrutar del momiji en la prefectura de Yamaguchi o en la isla de Kyushu, pero aún no tengo nada definido.

Después de tantos años en Japón, ¿te queda alguna región por visitar?

Si, no son muchas, pero aún me quedan bastantes: la parte nororiental de la isla de Hokkaido, la prefectura de Shimane, alguna que otra isla del archipiélago de Okinawa… además, de las prefecturas de Fukushima, Yamagata e Iwate, solo conozco la capital, pero no el resto de la prefectura. Como ves, quedan aún bastantes huecos que rellenar en el mapa.

Japón tiene una cultura gastronómica muy importante, ¿qué es lo que más disfrutas de ella? ¿Te falta algo por probar?

Como la ciudad donde más tiempo he vivido es Osaka tengo especial debilidad por las comidas típicas de allí, como el kushikatsu, el okonomiyaki y el takoyaki. También disfruto mucho cuando tomo buena carne de ternera, carnes como la de Hida, Kobe o Matsusaka harían las delicias de cualquier paladar.

Sobre si me queda algo por probar, de lo más común, diría que no, ya que siempre intento comer cosas nuevas. Pero claro, responder un no rotundo me parece muy osado: no descarto que vaya algún pueblo donde tenga alguna especialidad que no haya probado antes.

¿Qué sería lo que más echarías de menos si volvieses a vivir a España?

Difícil pregunta, llevo tantos años en Japón que creo que si volviera a vivir en España tendría que volver a pasar por otro proceso de adaptación. Ahora me sucede que cuando voy de vacaciones a ver a mi familia, justo me tengo que volver a Japón cuando me estoy acostumbrando a España. Jajajaja

Supongo que lo que más echaría de menos es todo lo que he comentado al principio de la entrevista: la seguridad, el silencio, el orden, la limpieza… Por supuesto también a la gente que dejaría aquí y, por último, y no menos importante, la comida. Creo que me llevaría mucho miso en las maletas de vuelta. Jajajaja

Muchas gracias por haberme dado la oportunidad de haber estado aquí con todos vosotros (aunque sea “virtualmente”).