María Luisa

María Luisa: “Me interesaba la idea de los sentimientos que pasarían por la cabeza de una persona que vive en Japón, pero proviene de otra cultura y cómo es ese choque cultural en particular”

María Luísa S. Muñoz Acosta es autora del poemario inspirado en Japón, ¿Por qué cantó el samurái? editado por ExLibric. En esta entrevista nos explica su relación con Japón y sus principales fuentes de inspiración del país. ¡No te lo pierdas!

María Luisa, lo primero cuéntanos un poquito sobre ti, preséntate a nuestros lectores.

Nací en Málaga en 1988 y empecé a escribir poesía a los ocho años. En la universidad me especialicé en Cine y Traducción. Trabajo entre la edición de vídeo y la enseñanza de inglés.

¿Por qué te decidiste a escribir sobre Japón?

Experiencia gastronómica en Japón

Desde siempre me ha llamado mucho la atención la cultura japonesa, primero, a través de la televisión, imagino que como a muchos, pero fue creciendo con la posibilidad de conocer a muchas personas que estaban relacionadas con el país, a documentarme, a leer y ver mucho cine japonés.

Me interesaba la idea de los sentimientos que pasarían por la cabeza de una persona que vive en Japón, pero proviene de otra cultura y cómo es ese choque cultural en particular. Vengo de una familia multicultural y también he vivido fuera de España, por lo que me encanta la posibilidad de poder comparar situaciones, tradiciones y elementos que, de otra forma, pasarían desapercibidos.

¿Cómo te documentas o te acercas a Japón y su cultura?

Tengo conocidos, nativos y no nativos, que viven en Japón o lo han conocido de cerca, por lo que han sido una gran fuente de información. También me ha ayudado el cine contemporáneo con autoras como Naomi Kawase (Una Pastelería en Tokio) o clásico como Los Siete Samuráis de Akira Kurosawa.

Tu libro se centra en Tokio, ¿hay algún motivo para esta selección?

Palacio Imperial Tokio

Seguramente el hecho de que Tokio represente la ruptura total con lo tradicional, pero, a la vez, albergándolo de distintas formas a través de la gente, los restaurantes tradicionales o los rincones que puedan quedar.

¿Qué impresión tienes de Japón?

Es una cultura que sabe mantener la parte más excéntrica a la par que la más tradicional y espiritual. Por eso, creo que lo hacen un lugar especial.

¿Qué es lo que más te atrae del país? ¿Lo moderno o lo tradicional?

Kyoto

Precisamente esa mezcla de ambos me parece la clave para entender Japón. Mientras que se puede experimentar la tradición a través de las costumbres, la ceremonia del té, las geishas o los templos, o la propia comida, podemos encontrarnos en el centro de una ciudad como Tokio, con las luces, edificios y ese estrés que hace de las ciudades algo maravilloso.

Y qué hay de la cultura japonesa, ¿algún aspecto te parece especialmente interesante o tienes relación con él?

Me llama la atención (de hecho, tuve esta conversación con un amigo japonés hace un tiempo) la determinación y seriedad de los japoneses. Hablando por videollamada empezamos a comparar lo mucho que yo gesticulaba y sonreía con lo poco que expresaba él en lenguaje no verbal y cómo tiene que impactar por ambas partes al encontrarse en el contexto.

¿Hay algún lugar que te inspire especialmente?

Nagano

Hay algo que me parece especial de las habitaciones tradicionales japonesas. El hecho de que el mobiliario esté a ras del suelo me ha encantado siempre (personalmente, me encanta sentarme en el suelo), me gusta la sobriedad y, a la vez, lo acogedor que puede llegar a ser.

¿Conoces algún poeta japonés? ¿Tienes uno favorito?

Firma libro

Me ha llamado la atención últimamente la poesía de Ijima Koichi y cómo tiene una gran influencia y referencias de España en su poesía. Me gusta, porque la poesía japonesa puede, en ocasiones, sonar bastante cortante a un lector de una lengua occidental, pero no es el caso de los poemas de Ijima.

Aparte de la poesía, ¿has leído literatura japonesa? ¿Recomiendas alguna obra u autor/a?

Creo que debo mencionar a Haruki Murakami. Me he leído varios de sus libros. Me gusta la forma en la que describe las costumbres y los espacios. Puede ser brusco en ocasiones, pero destaco Kafka en la Orilla por la complejidad en la redacción, la estructura de capítulos y el parecido, a su vez, con la sensación de estar desorientado que queda al leerse un libro de Kafka.

Si quieres conocer un poco más de carca la obra ¿Por qué cantó el samurái?  de María Luísa S. Muñóz Acosta pincha aquí.